Avalancha de consultas en los últimos días de la amnistía fiscal

El Registro de Economistas-Asesores Fiscales constata que se está produciendo un aluvión de llamadas por parte de ciudadanos que quieren regularizar su situación cuando sólo quedan 20 días de plazo.

Los asesores fiscales están recibiendo una «avalancha de consultas» de contribuyentes en los últimos días de la amnistía fiscal. Así lo constataron ayer desde el Registro de Economistas Asesores Fiscales del Consejo General de Colegios de Economistas (Reaf-Cgcee), en una jornada sobre la regularización especial. «No podemos valorar qué recaudación conseguirá, pero nos ha sorprendido el interés que hay en los despachos y la cantidad de llamadas que estamos recibiendo», indicó el presidente del Consejo, Valentí Pich.

En esta misma línea se pronunció ayer Caridad Gómez Mourelo, inspectora de Hacienda del Estado, durante una ponencia en el Foro Asesores, organizado por Wolters Kluwer. Gómez Mourelo cree que va a haber «muchísimas» declaraciones en esta recta final. «Sé de asesores que están haciendo regularizaciones de muchos contribuyentes. La gente ha estado esperando a tener todos los criterios necesarios, que han salido en los dos informes de Tributos».

Eso sí, los economistas auguran que la regularización de activos ocultos será más importante por los bienes que se afloren que por la recaudación que se obtenga. Jesús Sanmartín, presidente del Reaf, apuntó que esta medida es más trascendente porque dinamizará la economía al salir a la luz rentas o derechos que permanecían ocultos y que, de esta forma, entrarán a formar parte del «circuito económico».

Sobre la necesidad o no de ampliar el plazo más allá del 30 de noviembre, Sanmartín indicó que, a su juicio, se ha contado con tiempo suficiente y, a pesar de que ha podido haber algún «contratiempo», como el recurso del PSOE contra la amnistía presentado en la Audiencia Nacional y que fue finalmente desestimado, afirmó que «no tiene mucho sentido» ampliarlo.

Pich añadió que «los contribuyentes normalmente esperan al último día cuando se trata de pagar impuestos, por lo que a medida que se vaya acercando el final del plazo, los asesores fiscales esperan que aumenten las regularizaciones».

Sin embargo, los economistas también alertaron de las consecuencias que tendrá la presentación de la declaración, ya que deberá completarse, la mayoría de las veces, con la regularización por la vía tradicional del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, el IVA o Patrimonio, que la amnistía no cubre e, incluso, de los tributos correspondientes a 2011 en los que incide la afloración de bienes de finales de 2010.

Además, desde el Reaf destacaron que a algunos ciudadanos les puede resultar más ventajoso regularizar por la vía tradicional, ya que en la amnistía no se pueden aplicar deducciones.

Por su parte, Gómez-Mourelo quiso tranquilizar a los asesores y explicó que «esta regularización no va a ser utilizada luego por Hacienda para preparar un plan de inspección», aunque «te puede tocar ser revisado por otros motivos y, si eso sucede, sí que se analizará la declaración tributaria especial», explicó. En esta línea se pronunciaron también los economistas, a partir de lo que ha dicho Hacienda y de su experiencia.

Ley contra el fraude
Respecto a la Ley 7/2012 de Lucha contra el Fraude, que entró en vigor el 31 de octubre, Pich manifestó que «su entrada en vigor inmediata está causando no pocos problemas, por ejemplo en lo que se refiere a la inversión del sujeto pasivo en IVA en contratistas y subcontratistas». El presidente del Cgcee aseguró que «hay una serie de temas que van a necesitar aclaración interpretativa como, por ejemplo, los límites de pagos en efectivo».

Así, sobre el umbral fijado en 2.500 euros, medida que surtirá efecto a partir del 19 de noviembre para que las empresas puedan adaptarse, los economistas alertaron de que Hacienda deberá matizar casos prácticos que conciernen a empresarios que venden a particulares, como anticuarios o joyeros, o ejemplos que afectan a alquileres o al cobro del paro, entre otros.

En este sentido, el Reaf destacó supuestos como el de empresas que pagan en efectivo a sus empleados y no por transferencia, o el del pintor que liquida la factura de los materiales que compra a final de mes y no cuando se los lleva.

Guía para no perderse en la recta final
DEDUCCIONES
Los economistas del Reaf recomiendan tener en cuenta que la regularización tradicional tiene la ventaja sobre la amnistía de que se pueden aplicar deducciones.

COMPARACIÓN
Antes de presentar la declaración, hay que estudiar los efectos fiscales futuros en los bienes regularizados y comparar este procedimiento con el tradicional.

PERIODO PRESCRITO
Los bienes o derechos de los que exista prueba de haberse adquirido en periodo prescrito no tienen por qué ser regularizados.

REGULARIZACIONES
Acogerse a la amnistía puede aconsejar regularizaciones adicionales a otros contribuyentes, como al comprador de un inmueble en negro.

EXTRANJERO
Si se utilizó una estructura para ocultar bienes en el extranjero, hay que analizar si interesa declararlos como titular real o como dueño de la participación en la entidad.

RENTAS
Cuando se transmitieron bienes antes de finales de 2010 adquiridos o no con rentas de periodos prescritos, habrá que analizar qué vías de regularización convienen.

IMPACTO EN 2011
A la hora de decidirse por presentar la amnistía, debe considerarse si ello supone regularizaciones adicionales en el ejercicio 2011 por bienes poseídos en 2010.

DINERO EN EFECTIVO
Regularizar dinero en efectivo es de lo más seguro y sencillo, mediante la ficción jurídica de que se poseía a 31 de diciembre de 2010 y no más tarde.

ORIGEN
A la hora de presentar la declaración, debe tenerse claro si interesa o no
demostrar que los bienes o derechos provienen de unas rentas concretas.

EXPANSION.COM